La Última Princesa Guanche

Bentor, como todos los reyes Guanches antes que él, posee las respuestas a todas aquellas eternas cuestiones que han inquietado a la humanidad desde el principio de los tiempo, “¿Quienes somos?, ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos?” y no está dispuesto a que estas caigan en manos de los invasores castellanos. Para ello, el último mencey de los guanches deberá realizar un doloroso y necesario sacrificio antes de que los conquistadores borren a su pueblo de la faz de la Tierra, que aniquilen su cultura, su historia, incluso su lengua. Un sacrificio que desencadenará una reacción más allá del tiempo y del espacio. Bentor tiene que impedir que el futuro de los guanches y de toda la humanidad se desvanezca con ellos.

El Guañameñe, el hechicero real, desconfiando de la juventud e inexperiencia de Bentor, decide detener al mencey consciente de que ignorar la voluntad de los dioses, mirar hacia otro lado o confrontar su autoridad, no haría sino empeorar la situación.

 

Portada por Karlos Wayne