#11 Ains las primeras citas

Igual uno ya ha pasado demasiado tiempo fuera de ese mundillo como para saber como son las primeras citas hoy en dia. Aunque algo me dice que no han debido de cambiar mucho, al menos no significativamente. Uno trata de vestir sus mejores galas, ensayar frases ingeniosas para esos silencios incómodos y conducir la noche de tal forma que todo parezca casual, que a nuestra pareja nada le chirríe como si todo fuera (que lo es) un plan trazado con anterioridad. Y todo este esfuerzo, ¿para qué? ¿Cuál es la finalidad del éxito de una primera cita?  Si la memoria no me falla, el premio tras el éxito de una primera cita es… ¡Una segunda cita! Todo ese trabajo previo, el esfuerzo de dar, de mostrar lo mejor de ti, “solo” para poder quedar otra vez. Y digo “solo” entre comillas por que es sarcasmo. Quedar una segunda vez con alguien a quien no conoces y que te gusta no es moco de pavo.

Captura de pantalla 2019-12-16 a las 18.47.44

Foto por karlos Wayne

Y lo mismo pasa con el principio de tu historia, de tu novela o de tu guión.

Esas primeras páginas, esas primeras escenas tienes que prepararlas tan concienzudamente como te prepararías tú para tu cita, porque a fin de cuentas el resultado que anhelas es el mismo. Quiero decir, en tu primera cita quieres sorprender, deslumbrar y conseguir una segunda cita y una tercera… En tu historia, en esa primera escena o secuencia todo lo que quieres es que el lector te siga en la siguiente escena, y en la siguiente después de esa y así hasta el final de tu historia.

Empezar tu historia con una idea simple, una idea que no tenga una razón de ser explícita para la historia es como presentarte en un restaurante, en esa primera cita, en chándal, con zapatos de cuero negro y calcetines blancos. Entiéndeme, si ese es tu estilo, olé tú, pero luego no vayas llorando por las esquinas lamentándote del rechazo, por que te puedo garantizar que lo vas a tener. Prácticamente el 98% de los lectores de guiones de las principales productoras en todo el mundo solo leen, como mucho, las 10 primeras páginas de los guiones que les caen en las manos. Algunos me han confesado que a veces incluso leen también las 10 últimas, pero no es la norma general.

Las 10 primeras páginas.

Usando la medida no científicamente probada, pero ampliamente aceptada de que una página de guión equivale a un minuto de pantalla, escoge tres o cuatro de tus películas favoritas. Hazte con un cronómetro (seguro que tu supermegaphone tiene uno) y observa esos diez primeros minutos de esas películas. ¿Qué cuenta? ¿Qué tiene que ver lo que ves con el resto de la historia? Es más, ¿como sería la historia sin esos primeros diez minutos?

No se si alguien recuerda el post que escribí en esta misma sala (creo recordar que era el #02, ains como pasa el tiempo) en el que os invitaba, una vez que hubieras decidido ponerte a escribir esa historia que te andaba rondando la cabeza, que empezaras POR EL FINAL. Si, si, si no lo has leído aún ve a por ello, allí te explico el por qué es importante conocer el final antes de sentarte a escribir. Y viene al caso sacar el tema de ese famoso post #02 por que el tema que no ocupa hoy es justamente lo contrario.  Espera, déjame decirte la frase que tengo en la cabeza primero, por que llevo semanas queriéndola escribir y luego te explico:

La forma más efectiva de escribir una historia es empezarla por el final y acabarla por el principio.

Se sale. Me encanta esa frase, suena bien, es rotunda, es “redonda” si me permites la redondez. Pero lo que más me gusta es que funciona. Es efectiva, no como frase en sí misma, pero la instrucción que da a la hora de ponerte a escribir tu historia funciona. ¿Cuántas veces te has visto en la tesitura de querer escribir una historia flipante, que sabes que va a ser la que te va a sacar de pobre, pero no sabes como empezar? Pues seguro que como yo, la mayoría de las veces que se me ocurría una. Me pasaba semanas tratando de dilucidar la mejor manera de comenzar esa grandiosa historia, de presentar a mi personaje principal haciendo algo… Grandioso, emocionante, cool. ¿Pero haciendo qué? Pues déjame quitarte esa presión de encima. Olvídate del principio de la historia. Céntrate en el final. (post #02) y una vez que tengas ese final escribe todo lo que tienes en la cabeza, tal y como lo tienes en la cabeza. Escribe ese primer borrador, tenga 20 páginas, 60 o 100.

Olvídate del principio de la historia.

Re-escribe tu historia, esa que te parece infumable y que llamamos primer borrador y bautízala como segundo borrador. Ahora deberías tener tu historia algo más clara. Tus personajes algo más definidos, tu historia comienza a tener sentido… ¿Se te ocurre una buena escena o secuencia para presentar la historia? ¿No? No te preocupes.

Olvídate del principio de la historia.

Re-escribe tu historia. Para este tercer borrador ya te estarás metiendo en camisas de once varas. lo que en un principio te parecía una historia genial (y simple) ahora se va complicando. Quizás alguno de tus personajes se está rebelando y no quiere ir por donde tú quieres que vaya, igual la propia historia te está tratando de convencer de que aquel final que pensaste al principio ya no vale, no tiene sentido o simplemente todo ese mundo que has creado ha evolucionado de tal manera que necesita un nuevo final. Déjate llevar. ¿Qué es lo peor que te puede pasar? Que no funcione y tengas que volver al plan A. Es la magia de la re-escritura.

Cuarto borrador. ¿estás feliz con el resultado? Seguro que aún te recome la inseguridad. Es normal. ¿lo ha leído alguien ya? Igual es hora. Un amigo, una compañera. Tu madre, tu hermano… Dáselo a alguien que lo lea y que te diga qué es lo que no entiende.

Quinto borrador. Este es. Este es el que yo uso para diseñar esas temidas 10 primeras páginas. Aquí ya tienes muy clara la historia, ya sabes casi casi seguro como acaba, conoces a tus personajes como si fueran de tu propia familia. Sabes sacar lo mejor y lo peor de ellos. y en cualquier situación

Así es que, conociendo tan bien a tus personajes, ¿cuál sería la mejor forma de darlos a conocer? Y lo más importante, ¿de qué forma, además de darlos a conocer, podemos presentar la trama de lo que va a ser el resto de la historia?

Diez páginas de guión. tan importantes que has de dejarlas para el final.

Revisa tus películas favoritas, observa con detenimiento esos primeros 10 minutos (o las primeras 10 páginas si tienes la suerte de tener el guión en tus manos).

 

 

Un comentario en “#11 Ains las primeras citas

  1. Bego dijo:

    Me gustan tus consejos, Pero soy tan vaga que lo de escribir lo mismo tantas veces, me echa para atrás. Quizá por eso nunca he pasado de simple aficionada a la escritura. Me aburro a mí misma!. Quizá aún no me he entendido. Quien sabe si algún día…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s