#03 Una de huesos

Bien, ahí lo tienes, tu flamante primer borrador terminado. ¡Enhorabuena! Míralo bien, siente como el orgullo alimenta tu ego y no lo reprimas, es muy saludable. Ya formas parte del exclusivo club del 15% de aspirantes que acaban el primer borrador de su primera novela. Recuéstate en la silla, tómate algo y date una palmada en la espalda, por que te lo mereces.

Ahí la tienes, TU HISTORIA. De principio a fin. La tentación de dar tu novela por terminada es grande, ¿verdad? Ya tienes la historia, tienes un personaje interesante al que le pasan cosas y acaba de una forma magistral. ¿Que más se le puede pedir? Hasta ahora todo lo que has hecho es la parte más divertida, la parte que todo el mundo da por hecho es lo único que hacemos los que nos dedicamos a escribir. Nos sentamos, dejamos volar nuestra imaginación y luego lo plasmamos en papel. Nosotros, los artistas. Pues déjame decirte que eso no es más que la punta del iceberg. Y al igual que le ocurrió al Titanic, esa punta es la que va a hundir tu novela… A no ser que nos pongamos manos a la obra. ¿Has terminado tu celebración? Pues venga. Ahora empieza el trabajo de escritor.

¿Quién dice que todas las historias necesitan una estructura? Bueno, ya que estás aquí leyendo esto, déjame que te lo diga yo; Todas las historias necesitan una estructura. Desde las novelas, pasando por lo cuentos, la poesía e incluso la noticia periodística. ¿Deben todas las historias tener la misma estructura? ¡Ajá! Aquí es donde pasamos de decirte lo que tienes que hacer a decirte qué es lo que hago yo que funciona para mí. ¿Por qué?

El ser humano lleva contando historias desde el principio de los principios. Y como perfectos ejemplares de nuestra raza que somos, cada uno de nosotros tiene su propia opinión al respecto. Cada profesor de escritura creativa te va a enseñar un método, cada libro que leas al respecto, te va a informar de por qué la forma de estructurar una novela como lo dice Fulanito es errónea y la de Menganito es la adecuada. Y luego otro te contará exactamente lo contrario. ¿Qué hacemos entonces? ¿Dejamos nuestra novela sin estructura? ¿Podemos hacer eso? La verdad es que no has necesitado una al escribir tu primer borrador y míralo, ahí está. ¿Te gusta, eh?

Volvamos al ser humano. Incluso los gemelos más idénticos, son diferentes el uno del otro. Cada ser humano es un mundo. Todos somos diferentes, y ya no solo por sexo o raza, no. No hay dos narices iguales, no hay dos papadas igual de vergonzosas. Pero si nos quitamos todo eso, si nos despojamos de las narices, las papadas, los músculos, la piel… ¿Qué nos queda? Haz esta prueba. Coge a tus dos mejores amigos. Quítales todo, déjales en los huesos. Date la vuelta y pídeles que se muevan. Vuélvete de nuevo y trata de averiguar cual es cual. El esqueleto es la estructura del ser humano, no es lo que nos hace diferentes por que los esqueletos son iguales. En las novelas, las historias son todas diferentes, incluso las que se asemejan, son diferentes. Pon a dos personas escribiendo la misma premisa, con los mismos personajes y te saldrán dos historias distintas. Pero el esqueleto, la estructura, es la misma. Toda historia tiene un principio, un desarrollo y un final. Esto no quiere decir que todas las historias vaya a empezar por el principio. Pero tú, para empezar a escribir tu novela, necesitas tener ese principio, ese desarrollo y ese final. Al igual que el ser humano necesita su esqueleto. Luego ya ponle la nariz que quieras, los abdominales marcados o las orejas de soplillo. Una vez tengas clara la estructura de tu historia decidirás cómo contarla, qué estilo, o estilos narrativos vas usar. Pero eso lo veremos más adelante. ¿Cómo vamos a estructurar nuestra novela? ¿No está estructurado ya el primer borrador?

El siguiente paso, tras finalizar el primer borrador, es escribir una escalera de escenas o secuencias. ¿Cómo hacemos esto? Aquí, cada maestrillo tiene su librillo. Algunos usan una pizarra colgada en la pared donde consultarla mientras escriben, otros en un papel, o un documento Word. Yo, personalmente, la escribo en tarjetas y las ordeno, primero, en un corcho en la pared. Unas tarjetas de un color para el principio, otro distinto para el desarrollo y un tercer color para el final. Una vez tengo toda la historia en las tarjetas las meto dentro de un álbum pequeño de fotos, de esta manera tengo mi historia, mi escaleta como si fuera un libro y puedo ir sacando, metiendo y cambiando de sitio tantas tarjetas como escenas me va pidiendo la historia que mueva. Ya se lo que estás pensando. “Entonces todo lo que tenemos que hacer es copiar el primer borrador en unas tarjetas”. Si y no. Si, por que como creo que ya comenté en un post anterior, (esto es algo que ni yo me voy a cansar de repetir, ni tú vas a dejar de oír) escribir una novela es re-escribir, re-escribir y re-escribir. Y esta escaleta, como habrás podido adivinar ya, nos servirá como la primera re-escritura. Y no, por que te va a ser totalmente imposible copiar el primer borrador. Tu historia va a crecer con cada re-escritura, se va a enriquecer y has de ser consciente de ello. Quiero decir que no le tengas miedo a los cambios que te van a llegar a la mente mientras re-escribes. Esa es la magia. Te aseguro que tendrás momentos en los que la propia historia tratará de convencerte de que cierto personaje no va a hacer lo que tú pensabas que iba a hacer. Escribir una novela es algo orgánico y como tal está vivo y has de dejarlo crecer y madurar.

Si quieres hacerlo como yo, asegúrate de tener un paquete de tarjetas rayadas y un álbum de fotos del tamaño adecuado a esas tarjetas. Coge tu primer borrador y comienza a re-escribir. ¿Que es lo primero que ocurre en la historia? Escríbelo en la primera tarjeta. ¿Qué ocurre después? Sé conciso, específico, una frase o dos. Describe qué ocure en la escena y, si lo necesitas, el por qué ocurre. Ya habrá tiempo de ser más descriptivo.

Captura de pantalla 2018-04-16 a las 1.26.59

Foto de karlos Wayne

Por que como ya te he dicho antes, vamos a re-escribirlo otra vez.

Ánimo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s