#01 ¿Por qué quieres escribir una novela?

 

Captura de pantalla 2018-04-11 a la(s) 15.25.46

Foto de Karlos Wayne

¿En serio?

¿Quieres escribir una novela?

¿Pero por qué?

Déjame adivinar… Quieres ser un escritor famoso, entrar en una lista de bestsellers, que tu novela se traduzca a mil y un idiomas distintos, o mejor aún, sueñas con que uno de tus libros caiga, casi por azar, en las manos de Spielberg y éste decida trasladarlo a la gran pantalla, solicitando tu ayuda como guionista (¿quién mejor que tú para capturar la esencia del guión?), y como colofón, claro está, la ceremonia de los Oscars, (a los Goya no, que ya sabemos que los guionistas no les hacen mucha gracia). Luego te entrevistará Bertín en tu casa y te preguntará “¿Cómo has llegado hasta aquí?”, te recostarás en el sofá, sonriendo, triunfante y soltarás, así como el que no quiere la cosa, “Yo solo quería escribir una novela…”

Pues siento mucho bajarte de tu nube, pero una de dos; o te bajo yo ahora mismo, aquí, o del trompazo que te vas a dar no te va a levantar ni tu madre. Y no es que yo sea un pesimista, no. Yo también sueño con ser entrevistado por Bertín…

Quieres ser escritor. Sueñas con ser escritora y escribir novelas. Pregúntate por qué. Con sinceridad. ¿Qué es lo que te va a inspirar a sentarte delante del ordenador, o del cuaderno durante unas horas al día, tres, cuatro o seis días a la semana? Porque créeme, Spielberg no te va a dar palmaditas en la espalda animándote a seguir.

Escribir una novela es fácil. Online puedes encontrar millones de vídeos y tutoriales explicándote cómo escribir una. Cómo empezarla, cómo desarrollar los personajes, las tramas. Pero ninguno de ellos te va a enseñar a mantenerte en tu silla escribiendo un día y otro también. Ninguno te va a mostrar la receta para ser persistente, para no rendirte y trabajar. Porque una novela es MUCHO trabajo.

La única manera de escribir una novela es tener la impetuosa necesidad de sacar fuera la historia que tienes en la cabeza. Si tus personajes se sienten cómodos en tu cerebro, se han acomodado y de vez en cuando te cuentan cómo les va, déjalos ahí porque no quieren salir y si ellos son los que no quieren salir no hay nada que puedas tú hacer al respecto. Tu historia, tus personajes tienen que estar constantemente tratando de escaparse de su cárcel, y la única forma de poder liberarse es convenciéndote a tí de pasarlos al papel (o al procesador de texto del ordenador). Ahí, sólo ahí sabes que tienes escribir una novela (o un relato, o un poema e incluso un guión cinematográfico). No puedes pensar en nada más. Cualquier cosa que te ocurre durante el día, cualquier minucia vas a intentar adaptarla a tu historia. Y esa es la magia. Darle vida a ese mundo imaginario que nadie más que tú ha creado. Una historia que tiene un principio, te cuenta una historia y acaba. Una historia inventada por tí, de principio a fin.

Pero espera. No te me vayas de nuevo al sueño del principio. No, no… Que lo duro no ha llegado aún. En este punto, lo que tienes en tus manos es un PRIMER BORRADOR. Congratúlate, si, hazlo. ENHORABUENA. Eres de las pocas personas que ha llegado hasta ahí. El 70% de los aspirantes a escritores que comienzan a escribir su primera novela nunca llega a terminar su primer borrador. Y de ese 70% casi la mitad decide dejarlo ahí por que “es la historia que quiero contar”. Y se muere. No el escritor, pero la historia, la novela y la carrera del escritor.

Con el primer borrador terminado comienza lo que se conoce como “el trabajo de escritor”. ¡Ja! ¿Pensabas que el trabajo de escritor consistía en tener ideas y plasmarlas en papel? Pues pensabas bien, pero solo en parte. El trabajo de un escritor se puede particionar en tres bloques igualmente importantes; documentación, re-escritura, y marketing. Pero ya llegaremos a ellos en su debido momento. Tras ese primer borrador comienza la re-escritura. Un segundo borrador. Alguien que lo lea y te de una opinión (pro o semi profesional a ser posible), y de ahí saldrá un tercer borrador, un cuarto, un quinto quizás… Hay escritores que no se sienten satisfechos con su trabajo hasta que no han hecho 15 borradores…

Y después a publicar. Por que supongo que todo este trabajo tenía como fin que llegara a la gente para leerlo, ¿verdad? ¿Publicarlo de forma tradicional o auto publicación? Y una vez publicado, ¿cómo lo hacemos llegar a las masas? ¿Dónde lo vendemos? ¿Dónde lo anunciamos? Ya llegaremos a eso. Primer borrador. Recuerda.

Por ahora solo piensa que un escritor, como tal, lo es porque escribe. Así es que ponte a ello. Si tienes esa historia que no te deja dormir, si tienes un personaje que te grita queriendo salir, siéntate y escribe. Todos lo días, lo que puedas. fíjate un horario, o un número de palabras a escribir al día o a la semana y agárrate a ello. Y acaba ese primer borrador. Ese es el primer paso. Suerte.

 

 

Anuncios

Un comentario en “#01 ¿Por qué quieres escribir una novela?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s